Latorre Alcubierre, Pedro

De Ifnipedia

Los Generales López Valencia y Latorre Alcubierre pasando revista a las tropas en Sidi Ifni en marzo de 1959 (FOTO MARTÍNEZ)
Pedro Latorre Alcubierre tuvo su nacimiento en Lanaja el día 2 de junio de 1900 y fue bautizado dos días después en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, por el párroco Miguel Alfaro, actuando como madrina Petra González. Era hijo de Lorenzo Latorre Pomar, de profesión herrero y de Petra Alcubierre Alcubierre, ambos naturales de la misma localidad; y fueron sus abuelos paternos José Latorre y Plácida Pomar.

Realizados sus estudios primarios, pasó a cursar la enseñanza secundaria al Instituto Ramón y Cajal de Huesca y terminado el Bachillerato se presentó a los ejercicios de ingreso en la Academia de Infantería de Toledo, que superó brillantemente, siendo admitido en la misma en calidad de Cadete, el 3 de septiembre de 1915. Tras los cursos reglamentarios, alcanzaba los empleos de Alférez en julio de 1918 y de Teniente en mayo de 1921, después de prestar servicios en distintas Unidades, en los que puso de manifiesto sus dotes de mando y su disciplinada entrega a cuantas tareas se le encomendaron.

En julio de 1925, un mes después de cumplir sus veinticinco años de edad, era ascendido al grado de Capitán de Infantería y en tal condición era seleccionado para tomar parte en varios cursos impartidos en la Escuela Militar de Guerra para quienes habían mostrado su interés en pertenecer al Cuerpo de Estado Mayor del Ejército. Destinado a Marruecos, participó activamente en las campañas bélicas realizadas por nuestras tropas en aquellas tierras hasta que se logró la pacificación total de dicho territorio en el año de 1927, siéndole concedidas por su meritoria actuación la Medalla Militar de Marruecos con los pasadores de Tetuán y Larache y otras condecoraciones.

Portada de La Vanguardia. 15 de marzo de 1959
Desempeñó posteriormente diversas funciones en su calidad de Oficial del Estado Mayor y al iniciarse la contienda de 1936 pertenecía al Regimiento de Infantería Aragón n° 5, de guarnición en Zaragoza, que se incorporó al Alzamiento Nacional y cuyas Compañías actuaron en los meses siguientes en diferentes posiciones del frente aragonés, especialmente en los pueblos de Almudévar, Quinto y Belchite, en los que, de forma heroica, rechazaron continuos ataques enemigos, de los que tuvieron especial incidencia los del 27 y 28 de diciembre de 1936 en el último de los lugares citados. En los inicios del año de 1937, actuó en el frente de Teruel, y en marzo fue promovido al empleo de Comandante de Estado Mayor, continuando prestando sus servicios en los meses siguientes en el citado Regimiento, que intervino en la conquista de Albarracín y luego en la División 53, en la que aquel se integró, mandada por el General don Álvaro Sueiro Vilariño, la cual tomó parte, a partir de marzo de 1938, en la llamada Ofensiva de Aragón, que sus fuerzas iniciaron en la localidad de Alcalá de Gurrea, defendiendo ya, en los días de la segunda decena de mayo, las posiciones del sector de Balaguer.

En octubre de 1938 la División tomó parte en la batalla del Ebro, ocupando una serie de posiciones y cotas y demostrando en los duros combates allí realizados su alto grado de heroísmo y preparación ofensiva, finalizándo la guerra con su participación en la conquista de todo el territorio catalán. Su notable acción al servicio de España le fue recompensada con la concesión de Dos Cruces de primera clase con distintivo rojo, Cuatro Cruces de Guerra y el distintivo de la Medalla Militar Colectiva otorgada a los defensores de Huesca.En los principios de 1943 se le concedió la Cruz de la Orden del Mérito Militar pensionada y con distintivo blanco, y por el turno de antigüedad le correspondió el ascenso al grado de Teniente Coronel de Estado Mayor; haciéndose cargo de la Jefatura de ese servicio con destino, en la ciudad de Huesca, en la División 52, que en ese tiempo estaba mandada por el General don José María López Valencia. Ascendido a Coronel en enero de 1954, fue designado Jefe de Estado Mayor de la Quinta Región Militar con residencia en la ciudad de Zaragoza, puesto que simultaneó con el mando del Regimiento de Cazadores de Montaña n° 3 de guarnición en Huesca y el del Regimiento de Ametralladoras Belchite n° 57. De nuevo su actuación tuvo justo reconocimiento con la concesión a su favor de otra Cruz del Mérito Militar con distintivo blanco. En los años siguientes ocupó destacados puestos militares, entre los que merecen reseñarse los de Jefe de Estado Mayor de la Comisión de Estudios de Fortificación de los Pirineos Centrales, Profesor de la Escuela de Aplicación y Tiro de Infantería y Presidente de la Comisión de Fortificación de la División de Montaña n° 52, residenciada, como antes dijimos, en la ciudad de Huesca.

En los años de 1958 alcanzó la graduación de General de Brigada y se le encomendó la Jefatura de las tropas españolas destacadas en Ifni así como ejerció el cargo de Gobernador de aquel territorio; y estando en su ejercicio, en marzo de 1959, recibió la visita oficial del Capitán General de Canarias y Jefe de las tropas de tierra, mar y aire del Archipiélago y del África Occidental Española, el Teniente General don José María López Valencia (que años antes había sido su jefe superior en Huesca). En 1961, al producirse su ascenso a General de División se le nombró para desempeñar el cargo de Gobernador General de Guinea (entonces colonia española conocida como Guinea Española o "Río Muni", cuya demarcación territorial incluía, además de la parte continental, un gran número de islas, una de ellas la de Fernado Poo (Bioko actualmente), donde se ubica la entonces capital Santa Isabel (Malabo en la actualidad). Obtuvo su independencia el 12 de octubre de 1968 y pasó a denominarse República de Guinea Ecuatorial, -nombre debido a su cercanía con el Ecuador y a estar situado el país en el Golfo de Guinea-, con capital en Malabo y desde el 15 de diciembre de 1964 y 1966 ejerció allí las funciones de Alto Comisionado de España. A su pase a la situación de reserva Pedro Latorre Alcubierre fijó su residencia en Zaragoza, en donde falleció el 3 de junio de 1995.Como colofón a una biografía tan extensa, recogemos la acertada y concisa opinión merecida a uno de sus amigos y admiradores: "Era un hombre culto, estudioso, ilustre militar dedicado exclusivamente a su carrera y gran conocedor de la vida y costumbres alto aragonesas, al proceder de una familia dedicada al campo".


DOCUMENTACIÓN

Baso Andreu, A.- Notas biográficas de Pedro Latorre.- Archivo personal.

Publicado en Diario del Alto Aragón

Por Santiago BROTO APARICIO 22/03/200

Herramientas personales